El claustro de la Catedral de Palencia acoge, hasta el 30 de noviembre, la exposición 'Los preferidos de mi reino' de Mari Cruz Báscones FI. Descubrió lo que ella misma define como «un don de Dios» siendo todavía una niña y en la actualidad, con 85 años, sigue utilizándolo para acercar almas al Señor. Con su obra, la artista quiere lanzar un mensaje de solidaridad a través de su propia experiencia. Y es que, esta Hija de Jesús ha sido durante más de 30 años voluntaria en la cárcel de Martutene en San Sebastián y ha trabajado contra la pobreza en las chabolas del barrio de Alto de Errondo.

"Son personas de carne y hueso con las que he compartido la vida. Cada día leíamos juntos el Evangelio correspondiente y, si algún día se me olvidaba sacarlo, ellos me lo recordaban. Además, estuve un tiempo enseñando cerámica a los reclusos y hacían cosas realmente bonitas. Empezaron con ceniceros o corazones y terminaron haciendo unas esculturas preciosas que después llevaron con mucho cariño a sus familiares", asegura. 

Báscones confiesa que pinta para tratar de dar a conocer el Reino de Dios y que todo lo que hace va dirigido al Señor: "Es como un regalo que le hago". Tiene tan interiorizado este propósito que hasta su nombre artístico –ALPE– hace referencia a él: significa "Al Padre, al Padre y Madre Dios, al Dios revelado en la persona de Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios encarnado".

La exposición cuenta con 35 obras realizadas con la técnica de cerámica vitrificada. Todas ellas están dedicadas a los que más sufren, que son los preferidos de su reino y su fuente de inspiración vital y artística: drogadictos, ancianos solos, encarcelados, refugiados, cristianos perseguidos… Con ello, aspira a "transmitir la necesidad de estar con los más pobres y desgraciados de este mundo". Por otra parte, la artista, polifacética y autodidacta, pretende traspasar la frontera del arte, llegando al corazón, haciendo preguntas y proponiendo respuestas de esperanza.

Enmarcada en el programa de actividades del VII Centenario de la Catedral de Palencia, la exposición se podrá visitar en los horarios habituales de apertura de la catedral, de lunes a sábado de 10 a 14 horas y de 16 a 19:30 horas. Por su parte, la visita durante domingos y festivos será de 10 a 13 horas y de 16 a 20 horas.

 

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s