Nuestra hermana Mª Luisa Berzosa, que colabora con Entreculturas, ha participado la pasada semana en varios encuentros en Roma, junto a otros responsables de la Fe y Alegría, para dar a conocer la labor que se realiza desde esta Federación Internacional. Entre ellos destaca la reunión mantenida con el Papa Francisco. Ella misma nos cuenta su experiencia.

La pasada semana he participado dentro de una comisión de la Federación Internacional de Fe y Alegría, de varios encuentros en Roma, desde mi colaboración en Entreculturas, Madrid.

Hace tiempo me llegó esta invitación de parte de Carlos Fritzen sj, coordinador general de la misma, para tener reuniones con diversas personas, siempre referidas a nuestro Movimiento de Educación Popular y Promoción Social, “Fe y Alegría”. Además de Carlos, formaban parte del grupo, Marco Tulio Gómez sj, secretario ejecutivo, Dani Villanueva, vicepresidente ejecutivo de Entreculturas-FyA España y yo.

Se trataba sobre todo de dar a conocer la expansión del mismo y su gran internacionalidad. Estamos ya en 22 países, y no solamente de América Latina donde nació en 1966 en un barrio de Caracas (Venezuela), sino que después de expandirse por muchos países de dicho continente pasó a Europa para atender a los inmigrantes latinoamericanos de modo que pueden estudiar mientras trabajan y que se encuentran en Génova, Milán y Roma.

Después y en poco tiempo ha crecido en muchos países de Africa y estamos ya iniciando conversaciones en Asia; han comenzado a fluir las diversas lenguas como signo de la multiculturalidad que nos va envolviendo y brotan desafíos por todas partes para adaptar la educación popular de calidad a los variados contextos y eso se va haciendo en los lugares concretos.

Con este bagaje en nuestro corazón llegamos a Roma y fuimos desplegando la agenda de encuentros, entrevistas, visitas, reuniones previstas. Una de las primeras fue a la UISG, tuvimos un diálogo muy cordial y fructífero con Patricia Murray ibvm, secretaria ejecutiva de la Unión Internacional de Superioras Generales.

Seguidamente con un grupo de consejeras generales de congregaciones dedicadas a la educación, tuvimos amplio diálogo porque estaban muy interesadas, sobre todo, en la presencia de FyA en Africa.

Una tarde nos hemos encontrado con las coordinadoras de las escuelas de FyA Italia, en otro momento visitamos al vicesecretario de la Congregación de Educación Católica, Mons Zani. Todos los diálogos han sido muy enriquecedores, nos han devuelto una confirmación intensa de que la educación popular, de calidad –“no puede darse una pobre educación para los pobres”, decía José María Vélaz sj, es una herramienta muy especial y cualificada para transformar personas y sociedades.

Y hemos vuelto con la fe y la alegría más firmes y sostenidas para continuar el camino con todos los desafíos crecientes que se nos ponen por delante. Pero no todo ha sido trabajo, también hemos podido tener momentos de paseo, cena o comidas en común, que nos han ayudado a crecer en nuestro conocimiento y cariño mutuos.

Muy especial fue el encuentro con el Papa Francisco, al cual se unieron Arturo Sosa sj, superior general de la Compañía de Jesús y Jesús Zaglul sj, familiarmente “Chumi”, hasta ahora director de FyA en República Dominicana y recientemente nombrado asistente general. Conversamos en tono muy familiar y amigable y pedimos nos diera un mensaje cuyo enlace adjuntamos.

Como mis compañeros tuvieron otras reuniones “internas” yo pude aprovechar para visitar a nuestras hermanas y compartir una comida tanto con las de Regina Pacis como de la curia general. Siempre ayuda saber que en cada lugar tenemos “casa propia” y experimentar que somos familia amplia dispersa pero en comunicación y comunión.

Desde aquí agradezco a Entreculturas esta posibilidad que me enriquece para seguir sirviendo.

Mª Luisa Berzosa FI

 

0
0
0
s2sdefault