Un año más volvió a reunirse el Seminario de Ejercicios Espirituales que, de manera anual, se junta para orar, compartir textos y comentarios sobre los Ejercicios Espirituales y explorar, en tiempos nuevos, nuevos modos de abordar esta fuente de vida que son los EE.EE. 

Este año el tema que trataron fue el de los deseos. Tras compartir los testimonios de Flora Valdivieso FI y Michèle Valson FI (pincha aquí para leerlos), otro de los participantes, Fernando Barbeito, nos comparte sus impresiones sobre la jornada:

 

 Un año más, somos invitados a compartir este momento de oración y reflexión gracias a la preparación, apertura e invitación  que nos hacen las Hijas de Jesús. 

Ya desde el comienzo de la mañana nos sentimos acogidas e integradas. Sentimos la alegría del encuentro con personas que ya conocemos y con personas con las que nos

encontramos por primera vez. 

El primer momento de oración nos ayuda a centrarnos en quien queremos que sea la fuente de todos nuestros deseos y a poner el día en sus manos.

 

Nos ENRIQUECEMOS gracias a:

- La riqueza del material seleccionado.

- El trabajo personal previo de cada una que ayuda a una rica reflexión. ¡Hasta personas que no pudieron asistir (Julia, Mª Luisa) nos compartieron su reflexión!

- El compartir no sólo desde la reflexión, sino también desde la rica experiencia que cada una acumulamos y llevamos dentro.

- El clima de fraternidad que hace que cada compartir sea escuchado con atención y respeto.

 

Terminamos dando gracias a Dios por tanto don y deseo recibido en el día y pidiéndole que nos ayude a saberlo llevar a nuestra vida y a las vidas de las personas con las que convivimos y citándonos ya para nuestro encuentro del próximo año.

Fernando Barbeito, miembro de la comunidad de laicos en la parroquia de Guadalupe, de Madrid

 

0
0
0
s2sdefault