Noticias

Nos llega hoy el testimonio de Miguel Ruano, de Salamanca,   mientras se dispone a participar en el III EIL.

Os invitamos también a seguir el perfil de facebook en el que el Equipo Internacional de Filipinas está subiendo diariamente información sobre el encuentro. Pincha aquí para acceder a él.

"He participado de los anteriores encuentros España y Brasil. ¿Qué me traje de estos encuentros?: poner rostros, descubrir que el Espíritu se mueve y que nos provoca el cooperar en la construcción del reino.  Pilar Martínez nos llevó de su mano en el primer encuentro de Salamanca (España), a hacer una mirada a nuestra vocación Cristiana Laical recogida en el Vaticano II. Centrar la mirada en el Cristocentrismo, y la filiación que nace de ello.

En Belo Horizonte (Brasil) fue profundizar ya con la Espiritualidad de Madre Cándida. Encontrarme con la familia que surge desde el carisma regalado a la fundadora.  Beber de la fuente que la sedujo orando junto al Rosarillo. Descubrirnos. Sentir y gustar que hay familia. Que juntos podemos soñar. Necesidad de crear espacios compartiendo las distintas maneras de vivir la vocación cristiana. No dejar que entren los recelos o creernos que lo mío es lo mejor. Cuidarnos como hermanos que somos. Crear espacios para la misión compartida,  nos decía Mª Inez Furtado, todo vendrá en descubrirnos unos a los otros bebiendo de la misma  fuente de la que bebió nuestra querida Madre.

Tengo una pequeña inquietud si puedo hablar claro, es que el encuentro solo sea un paréntesis para quienes vamos y quede en una experiencia fenomenal para los que esos días compartamos, vida, reflexión oración y fiesta. Tenemos que implicarnos desde ahora en que todos estamos llamados de alguna manera para que la familia tengamos un mismo sentir y buscar cauces para hacernos regalo de Dios para los hermanos y en ello implicarnos en construir el reino bajo la intuición de Santa Cándida María de Jesús. Tenemos que salir de nuestras costumbres de nuestras comodidades, de nuestra historia individual,  saliendo al encuentro de los otros.

Contamos con vuestras oraciones, sentíos representados en el encuentro y tomad todos interés para compartir sueños y hacer camino al estilo de nuestra espiritualidad, tan válida para el momento presente. Deberíamos darnos espacios y alguna pequeña estructura la familia y ponerla en marcha aprovechando la vuelta a casa.

Los que llevan la organización a nivel internacional en Filipinas nos han dado pautas para reflexionar y en el encuentro que tuvimos en octubre en la Inter los que vamos a ir, reflexionamos sobre ello.

Voy con ilusión, se crea un clima familiar de confianza, de compartir y de mirada esperanzada. La magia que todos de alguna manera cuando hemos compartido con otros de la familia Madre Cándida hemos experimentado. Es la hora, es esta hora cuando todos debemos entusiasmarnos, para llevar a buen término lo que el Espíritu nos está insinuando, y provocando, y contando con la intercesión de Madre Cándida, todo ello para el bien de los prójimos.

Contamos con vosotros,  familia.

Miguel Ruano

Salamanca.

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Sigue la actualidad del 3º Encuentro Internacional de laicos también a través del perfil de Facebook creado por el equipo organizador.

Y mientras nos acercamos a las fechas de celebración de este encuentro en Filipinas, continuamos compartiendo los mensajes que envían algunas de las 13 personas que van a participar en él. Hoy, el que comparte su preparación para el  3ºEIL es Sergio Rosa:

Mi nombre es Sergio Rosa y trabajo como profesor en el colegio Juan Nepomuceno Rojas de Sevilla. 

Apenas llevo 5 años en el Colegio, y podría decir también, 5 años apenas, de mi primer acercamiento serio a la Congregación de las Hijas de Jesús, a la Madre Cándida, y todo lo que supone su historia y su sueño. Sería injusto decir que todo fue novedad para mí, pues soy antiguo alumno de los Jesuitas.

Junto a ellos comencé mi camino de fe y de la mano de la espiritualidad ignaciana he ido descubriendo al Dios de la Vida y el rostro de ese Jesús pobre y humilde, que sedujo primero a Iñigo de Loyola y 300 años después a otra joven guipuzcoana de la pequeña localidad de Andoain. Cosas de la Providencia, de Jesuitas a Jesuitinas.

Estos años han sido un proceso de descubrimiento y acercamiento sereno y novedoso a la figura de la Madre Cándida, la santa, como me gusta referirme a ella, con toda la carga  terrena y divina que esto supone. Me parece interesante contextualizar un poco mi camino para hablar de cómo me encuentro a pocas semanas del comienzo del Encuentro Internacional de Laicos en Filipinas, en el que participaré como laico miembro de esta Familia congregacional.

Durante este tiempo he ido conociendo a Cándida María de Jesús, descubriendo ese sueño que Dios dejó caer en su corazón, he ido conociendo su modo de evangelizar a través de la educación, conociendo su opción valiente por las más desfavorecidas, descubriendo a una mujer que supo leer los signos de los tiempos y dar respuestas desde la confianza en el Espíritu. Poco a poco me ha enganchado el testimonio, hoy más vivo que nunca, de una testigo del amor de Dios,  pero sobre todo de una mujer de confianza, ejemplo de lo mucho bueno que Dios saca de nosotros si nos dejamos hacer por Él. Menuda lección y menuda gracia, de esas que hablan De Dios y también sacan sonrisas.

Es la primera vez que participo en un encuentro de estas características y lo vivo con expectación e ilusión, pero sobretodo sintiéndome profundamente afortunado por poder participar de esta aventura de comunión en la diversidad, universalidad y fe. Me siento peregrino tras los pasos de Madre Cándida, con el buen ánimo para dejarme sorprender por todo lo que viviremos esos días en Filipinas.

Tengo buena amistad con varios de los que participaremos en el Encuentro y a otros empezaré a conocerlos allí, pero a todos los contemplo como compañeros de camino que,  enviados desde España, descubriremos como regalo las diferentes sensibilidades y modos de seguir hoy amando, educando y sirviendo tras los pasos de la Madre Cándida. A ella encomiendo nuestro viaje y todo el Encuentro, consciente que otra Mujer, María, nos lleva de la mano en este camino rumbo a Filipinas, y aunque la época de monzones confiemos haya pasado ya, nos cubre también con su manto.

Sergio Rosa Caballero

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Antonio Grau,  desde Murcia,  nos hace llegar la preparación que él y su esposa Manuela Rodríguez,  están haciendo para ir a Manila.

Es la tercera vez que estoy en el EIL. La primera tuve la gran oportunidad de colaborar con una ponencia junto a Pilar Linde. Salamanca nos acogió como siempre, con los brazos abiertos y por primera vez nos juntamos laicos e Hijas de Jesús formando una gran familia. Allí compartimos algo más que imágenes y experiencias.

 Recuerdo momentos especiales de unión y el mensaje de Pilar Martínez de que el EIL cada vez debía ser más cosa de laicos de la familia de la Madre Cándida.

 La segunda vez lo tenía todo preparado para asistir a Brasil y una enfermedad de Manolita nos impidió asistir. Me contaron cosas muy buenas y positivas sobre el reforzamiento de esta gran familia.

 Ahora llega a Filipinas  el III EIL.  Tenemos el corazón y las maletas casi preparadas para volar y unirnos a toda la gran familia Madre Cándida para ahondar en misión compartida, para profundizar en carisma desde nuestra propia vocación. Una gran suerte.

 Tenemos una gran ilusión para que llegue el 24 de enero y podamos volar juntos. Somos un grupo pequeño, pero grande en ganas. Sabemos que no vamos solos porque muchos desde España estarán en Manila compartiendo en EIL.

 Un fuerte abrazo

Antonio Grau

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Como ya se nos ha ido comunicando,  del 25 al 31 de enero próximo,  se va a celebrar en Manila el III Encuentro Internacional de Laicos. De nuestra provincia participará un grupo de 13 personas y les hemos pedido que nos vayan compartiendo este tiempo de preparación al mismo.

Os damos sus nombres y lugares de procedencia para que nos sintamos unidos apoyando ese encuentro desde aquí,  porque somos parte de la misma familia:

A Coruña Emma Quiroga
Burgos Teresa Pinto FI
Madrid Raquel Amigot FI
Murcia Antonio Grau
  Manuela Rodríguez
Pamplona María Díez
Salamanca Miguel Ruano
Sevilla Jorge Palma
  Sergio Rosa
  Carmen Gómez
  María Dolores Cudez
  Rodrigo Rosa
Vigo Ignacio Parajó

Hoy traemos las palabras de Emma Quiroga:

Decidí dar el paso de ir a Filipinas animada por la curiosidad. Hoy por hoy, más cerca ya del encuentro, vivo más la ilusión, y así lo transmito a aquellos que tengo cerca. Me preguntas que cómo me estoy preparando. Pues el grupo de los que vamos a viajar nos hemos reunido y compartimos la alegría por sabernos familia de la Madre Cándida.

Desde Filipinas se nos ha pedido colaboración en el encuentro y lo hemos preparado entre todos, para, una vez allí, representar a España en el encuentro. Aspectos más banales también andan por mi mente: vacunas, cambio de moneda, el idioma...

¿Que qué le diría a los que se quedan? Pues lo primero me gustaría que se sintieran representados en los que vamos. Somos red y comunidad. Misión compartida es el tema de este encuentro en Filipinas, que para mi tiene un significado especial con el nacimiento de nuestra Fundación. Así que sacaré provecho de las vivencias para después compartirlo a la vuelta con todos aquellos a los que podamos llegar.

Por mi parte, llevo la ilusión de todos aquellos que me han animado y apoyado a ir. A mis compañeros y a mi familia que en esos días me tendrán lejos, me gustaría aprovechar para agradecérselo porque sin ellos este viaje no sería posible. Ahora solo queda mantener la ilusión y disfrutar con alegría lo que el camino nos depare.

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

A lo largo de las pasadas semanas, entre los días 12 y 19 de diciembre tuvo lugar un encuentro en Roma para profundizar en nuestras Constituciones. Se reunieron un total de 19 Hijas de Jesús de las cinco Provincias y de la casa Curia, y junto a MªInez Furtado FI, Superiora General de las Hijas de Jesús, estudiaron y dejaron que el Espíritu les hablase a través de este documento fundamental de la Congregación.

De nuestra provincia han participado tres hermanas: MªCarmen Jiménez, Rosa Espinosa y Blanca Esther Iriarte. Tras estos días en Roma comparten con todos nosotros su sentir y gustar de estos días en ese ambiente de Cuerpo Universal.

Blanca Esther destaca que "la palabra que engloba lo vivido es Gracias. En primer lugar a Dios, por permitirme una vez más ver cómo  está presente en mi  vida y  cómo me acoge con Amor de Padre en lo que soy". Da gracias también por "intuir con mayor claridad que las CFI son guía en nuestra vida y en el modo de vivirlas, ensanchan el corazón y esponjan la vida, permiten tocar la raíz". Y extiende el agradecimiento a la posibilidad de encontrarse con hermanas de las 5 Provincias, que "permite visibilizar el universalismo de la Congregación y percibir que lo más hondo nos une y comprender mejor cómo el carisma se encarna en distintos lugares".

Por su parte, Rosa Espinosa recuerda que la vocación es un don que se actualiza día a día, "aunque hay momentos especiales, como éste, en el que se toca la raíz y se renueva el deseo que late en lo profundo del corazón".  Sobre el trabajo realizado dice que "estudio, reflexión, oración y compartir ha sido la metodología empleada. Palabras y expresiones habituales que configuran nuestro ser de Hijas de Jesús: bien de los prójimos, ayuda, obediencia, gloria de Dios, servicio, abnegación, unión de los ánimos, Cuerpo de la Congregación, corresponsabilidad, pertenencia... se han llenado de un significado que no se agota en cada lectura que se hace si el Espíritu acompaña ese acercamiento". También comparte que un encuentro así, en un contexto de pluralidad y diversidad, hace patente y comprensible el voto de disponibilidad para ir a cualquier parte del mundo, que junto al de obediencia, castidad y pobreza hacen todas las Hijas de Jesús. 

Para MªCarmen Jiménez, tanto las propias Constituciones, como la entrega de Mª Inez, la "congregación" de hermanas de las cinco provincias y el encuentro con las hermanas del Gobierno Provincia, la Curia y la Última Probación han contribuido a que la experiencia fuese como la de unos Ejercicios Espirituales "porque todo ha contribuido al encuentro de Dios con su criatura". En esos 8 días, nos dice, "el trabajo ha consistido en dejar al Espíritu hacerse experiencia profunda de lo nuestro".

Sus testimonios enteros, respondiendo a las preguntas enviadas por Mª Luisa Berzosa, los podéis leer en la página web internacional:

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

El 1 y 2 de diciembre la Comisión de Educación de las Uniones de Superiores y Superioras Generales organizó el VI Seminario de Formación de Educadores. Estuvo centrado en el tema de “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, elegido por el Papa Francisco para el próximo Sínodo de Obispos.

En él participamos varias Hijas de Jesús que, junto con religiosos de otras Congregaciones y laicos, compartimos experiencias y reflexión.

Arturo Sosa SJ, General de los Jesuitas, inició esta jornada invitándonos a recuperar el ardor de nuestro corazón: “porque si nuestro corazón arde ese fuego se transmite”. Después nos acercó al mundo en el que los jóvenes se educan para intentar entenderlo mejor y reflexionó sobre lo que supone el acompañar como experiencia educativa, como “misión de esperanza” y los desafíos que esto nos plantea.

A lo largo de este día y medio hubo diferentes mesas redondas, paneles de experiencias y trabajos por mesas. También pudimos disfrutar de un concierto-oración con Ain Karem y de ratos de convivencia y paseo con las Hijas de Jesús de Roma.

Las conclusiones finales se enviarán a la Secretaría del Sínodo, como aportación de las Uniones de Superiores y Superioras Generales.

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault