Noticias

Seis Hijas de Jesús estamos haciendo el curso de reciclaje en Manresa “Cuando vamos llegando a los 65, 70… años”, una vivencia para fortalecer la "experiencia espiritual" para poder asumir vigorosamente los penúltimos tramos de la vida. Hemos superado ya la mitad de este curso y queremos compartir nuestra experiencia.

Somos un grupo muy variopinto de 29 personas. Hay religiosas, religiosos, sacerdotes, laicos, un matrimonio, una madre y su hija y hasta un obispo. También procedemos de muy diversos lugares: Argentina, Méjico, República Dominicana, Alemania, Cuba, Guatemala, Perú, qVenezuela y diferentes puntos de España. Una gran riqueza en todos los sentidos.

Está siendo para nosotras un tiempo de gracia, una experiencia y escuela de gratuidad. Esperamos ser buenas discípulas.

Hemos tenido ya la parte autobiográfica apoyándonos en la autobiografía de san Ignacio. ¡Qué sobrecogedor escuchar las diferentes historias! Verdaderamente son historias de salvación, son “tierra sagrada”. Esto ha creado una sintonía y una empatía en el grupo que hace que nos sintamos como en familia.

Nos hemos empapado de la vida y vivencias de Ignacio, los lugares en los que estuvo, las experiencias que le marcaron… Hemos visitado Montserrat y la Barcelona ignaciana y en todo ello… “reflectir para sacar provecho”.

Pero el plato fuerte, la experiencia cumbre han sido los Ejercicios Espirituales muy acertadamente dirigidos por Xavier Rodríguez, sj y acompañados por un equipo de primera categoría. ¡Cuánto tenemos que agradecer!

La riqueza de los EE es inagotable siempre se descubre novedad en ellos y el Encuentro es cada vez más profundo...

La imagen de san Ignacio en santa María del Mar ... Ese vacío...  nos ha impactado... Damos gracias a Dios por el legado de san Ignacio a la iglesia y a la Congregación .

Ahora hemos entrado en la recta final. Nos quedan otros temas que nos ayudarán, sin duda, a resituarnos es esta etapa de nuestra vida. ¡Cuánto don! Encuentro con una misma, ahondar en nuestra trayectoria, con personas tan diversas pero al unísono y en la misma onda... encuentro con Dios... La Cueva y el Cardoner, como testigos de estos días… ¡Cuánto para agradecer y vivir!

¿Cómo expresar tanto bien recibido? Está siendo una gran riqueza, tanto a nivel personal como de grupo. Es un tiempo de gracia y un gran regalo por parte de Dios y de la Congregación.

 

Mª Dolores Álamo, Ana Mª Baeza, Inmaculada Eceizabarrena,

Asunción Hernández, Ana Mª Jódar y Flora Valdivieso

 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault
Nunca es fácil decir adiós. Pero nuestra vida se caracteriza por llegar a un sitio, darnos al completo, ayudar a las personas a crecer y a coger el timón, y después, a irnos con sencillez y humildad a otro lugar. El pasado domingo la parroquia de Noia, el colegio María Assumpta y el Ayuntamiento organizaron un homenaje y acción de gracias por los 61 años de presencia de una comunidad de Hijas de Jesús en esta villa gallega. 
 
Muchas han sido las religiosas que han vivido en Noia y las gentes del lugar las recuerdan con especial cariño y agradecimiento. Por eso, la primera cita del domingo fue a las 17.30h en la parroquia de San Martín, donde el obispo auxiliar, Jesús Fernández, presidió una Eucaristía con el párroco, José Ortoño. En los bancos de esta preciosa iglesia del siglo XV pudimos ver a profesores, madres y padres, antiguos alumnos, alumnos de hoy, tantos amigos que quisieron dar gracias por nuestro paso por Noia.
 
 
La siguiente cita fue en el Coliseo, a escasos metros del templo. Allí, el homenaje fue entrañable, lleno de vida y emoción, de recuerdo y agradecimiento. Desde un vídeo elaborado por el colegio Maria Assumpta, hasta palabras del alcalde, la concelleira de Asuntos Socias, el párroco, la superiora provincial de las Hijas de Jesús, el director del colegio, el obispo auxiliar, una representante de las antiguas alumnas…
 
Nuestra provincial, Mª Carmen Martín, compartió que tuvo el regalo de visitar la tumba de la primera Hija de Jesús que falleció en Noia, a los dos años de su llegada. Sus palabras se centraron en tres palabras que salían en el cartel del homenaje: pasado, presente y futuro. Por eso, recordó aquel 1957 en que un grupo de doce Hijas de Jesús procedentes de Caldas de Reis llegaban a Noia, al pazo “Pena do Ouro”. Allí, partiendo de cero, comenzaron un colegio e internado para niñas de Muros, Puebla, Boiro… y Noia. 
 
Difícil lo tenía Mª Carmen para nombrar a tantas FI queridas, por eso, los primeros nombres del pasado fueron Magdalena Laquidain y Marcelina Gorostegui. El coliseo resonaba alto con los aplausos enérgicos y cariñosos de los participantes. Se respiraba un recuerdo muy agradecido de la primeras que abrieron camino.
 
 
La provincial recordó cómo en la década de los 80 se creó una nueva comunidad, en Barro, destacando la dimensión social como punto fundamental en el proyecto de la Madre Cándida. 
 
«Y llegamos al presente, un presente abierto al futuro. Comienza a caminar en España la Fundación Educativa Jesuitinas… y justo en este momento, las Hijas de Jesús dejamos de estar físicamente presentes en Noia, pero el proyecto de la Madre Cándida continúa gracias a los educadores laicos y con la implicación de la comunidad educativa». Así decía, antes de recordar a las Hijas de Jesús que están al otro lado del Atlántico (Juana y Encarna Cubero y María Amado) y a otras que ya han fallecido: Pilar López, Concha Sacristán, Anuncia… 
 
No es fácil decir adiós pero es necesario y el futuro pasa por aquí, mirar con esperanza y hacer el camino juntos. Todos tuvieron palabras de agradecimiento, destacando la sensibilidad de las hermanas, su entrega, generosidad, los valores que transmitían, la pedagogía adelantada a los tiempos…
 
La vuelta a casa de cada una se hizo con el corazón esponjado, tanto que las que volvimos a Coruña pudimos seguir disfrutando del compartir, del recuerdo de detalles, momentos, acampadas… tanta vida regalada por la que damos gracias.
 
 

Álbum de fotos del homenaje

Palabras de la Provincial en el homenaje

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

El colegio Virgen Inmaculada -  Santa María de la Victoria de Málaga cumple 75 años. Desde que en aquel año de 1943 las Hijas de Jesús se instalaran en aquella finca de la familia Lamothe, la Congregación ha estado presente en la vida y desarrollo de Málaga y los malagueños.

El colegio Gamarra, como se le conoce popularmente por encontrarse en la finca del mismo nombre, cuenta actualmente con más de 1600 alumnos.

El viernes 5 de octubre, María Pilar Linde, FI, reunió a quienes quisieron acercarse a escuchar los "Relatos del Árbol Grande", un símbolo del colegio. El sábado 6, a las 11:30h, continuaron los actos de celebración del aniversario con una Eucaristía de Acción de Gracias.

Los medios locales se han hecho eco de este evento y han aprovechado para rememorar la historia de este ya emblemático colegio de la ciudad.

Aquí los enlaces:

Gamarra y El Pilar: 75 años educando

Gamarra: educar desde la alegría

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Desde Sevilla, y tras la celebración de sus Bodas de Oro, María Lanza comparte con todos nosotros estas palabras llenas de agradecimiento y felicidad.

El día 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de María, fue un día muy especial para mí. Celebramos en comunidad los 50 años de mi consagración al Señor. Quería que  viviéramos juntas este momento de Acción de Gracias. Compartimos la comida en la casa de Virgen de los Reyes.

A las 6 de la tarde, tuvimos la Eucaristía de Acción de Gracias, preparada con mucho cariño por las hermanas. Concelebraron los dos sacerdotes de la Parroquia Ntra. Sra. de la Candelaria. Agradezco al Señor, haber compartido con la comunidad y recordar con gozo, momentos de mi vida y a las personas que me ayudaron en mi vocación de seguimiento al Señor, como Hija de Jesús. Fueron muchos los detalles de cariño y cercanía que me hicieron sentir el gozo y la alegría de vivirlo en familia.

El domingo 9, en la Eucaristía Parroquial los sacerdotes prepararon otra vez, la celebración de las Bodas de Oro. No quisieron que pasara desapercibido en la Comunidad Parroquial. Nos sorprendieron a todos los presentes, que se alegraron con nosotras.

La homilía desde la Palabra de Dios, se centró  en agradecer la Acción Pastoral que realizamos las Hijas de Jesús en estos barrios.

Doy gracias al Señor, por tantas muestras de cariño y cercanía que he recibido.

El Señor ha estado grande conmigo y estoy feliz y agradecida de haber conocido a la Madre Cándida y seguir a Jesús en el camino iniciado por ella.

María Lanza FI

Sevilla

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Mª Dolores Álamo nos envía unas palabras tras la celebración sus Bodas de Oro

Quiero expresar en breves líneas algo de lo compartido en La Fontiña donde nos encontramos las Hijas de Jesús de Galicia para celebrar mis cincuenta años de consagración al Señor. El día no pudo ser más bonito y el lugar, ideal para el encuentro.

Llego hasta aquí con el bloque de mis emociones, detalles, luces, oscuridades, colores…

Ahora, en la distancia, siento cerca mis recuerdos de familia, Hijas de Jesús con las que tanto he compartido, y los niños, compañeros, padres, catequistas… Entre mis luces y sombras experimento una íntima alegría que me habla de lo que ha sido para mí esa magia de educar.

Presento al Señor mis años con todo el jugo de la realidad vivida. Él ha ido irrumpiendo en mí y sigue haciéndolo como quiere y no como yo me imaginaba. Lo importante es que no me ha dejado aun sin ser yo consciente, muchas  veces, de ello.

Resuena mi corazón en fiesta, lleno de agradecimiento, por tantos dones recibidos.

Sí, muchas gracias a todos vosotros, con los que he  tenido la oportunidad de sentir el gozo de la misión que nos une, esos trabajos en equipo que tanto me han enriquecido. Sí, muchas gracias por vuestra cercanía, me sigue llegando, por encima de los kilómetros y el tiempo. Entonad conmigo un canto al Señor y pedidle una bendición para el grupo que hemos celebrado estos cincuenta años de gracia. Que, como nos dice Mª Inez en su carta de felicitación, en el tiempo que nos siga regalando, mantengamos la esperanza, el buen humor y la capacidad de alegrarnos en medio de todas las circunstancias de la vida.

¡Muchas gracias a todos!

María Dolores Álamo

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Un buen amigo me dijo una vez una gran verdad: Aquello que no se celebra, se pierde.

Con ese espíritu vivimos las bodas de oro de María Lanza el pasado sábado 8 de septiembre, en la comunidad de Sevilla.

Nos encontramos las hermanas de las dos casas, Madre de Dios y Virgen de los Reyes, comimos juntas y tuvimos una Eucaristía en casa con Fran y Manolo, los dos párrocos de los barrios de la Candelaria y los Pajaritos. Todo fue sencillo pero alegre, vivido en familia y preparado entre todas con mucho cariño: la celebración, la capilla, la mesa, la comida…

Fue un momento precioso de Congregación, sintiéndonos Cuerpo que agradece y haciendo presentes también al resto de hermanas que celebraban sus 50 años de consagración. Hubo tiempo de compartir historias, reírnos y sobre todo, hacernos conscientes de tanto bien recibido por el Señor en ese tiempo a través de ellas. A pesar de su timidez, María compartió su acción de gracias al Señor por su familia, por su historia en las escuelas rurales, por haberla elegido y por haber puesto en su camino a las Hijas de Jesús. Su sencillez y alegría nos conmovió a todos.

El domingo, en la Eucaristía en la parroquia de la Candelaria, fue el momento de celebrarlo también con la comunidad amplia de los vecinos del barrio. El ambiente de familia hizo palpable en la homilía, donde Manolo dio gracias por la consagración de María, en los cantos y los agradecimientos espontáneos de la gente.

Una de las parroquianas, llena de emoción, compartió que para ella María era la prueba viviente de que “el de arriba” existe.

¡Ojalá vivamos siempre contagiando esa certeza, esa ternura del Padre, esa entrega que nos hace parecernos cada día más a su Hijo y ser verdaderas Hijas de Jesús!

 COMUNIDAD DE SEVILLA

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault