LOS EJERCICIOS IGNACIANOS

Se trata de una forma metódica de disponerse enteramente a la acción del Espíritu, al Dios que trabaja constantemente por nosotros, para liberar el corazón de todo deseo desordenado y buscar y realizar la voluntad de Dios sobre la propia vida. Por ello, son muy útiles para organizar la vida diaria de acuerdo a la voluntad divina e incluso para descubrir a qué vocación Dios nos está invitando.

La experiencia completa de los Ejercicios Espirituales ignacianos (EE.) dura aproximadamente 30 días, en silencio y bajo la guía de un acompañante. Pero es posible adaptar el mes de Ejercicios a la situación real de cada persona. Actualmente encontramos experiencias de 8 días de EE., de 5 días, de iniciación, Ejercicios en la vida ordinaria...

Nace de la experiencia de San Ignacio de Loyola, que desde el siglo XVI ha ayudado a innumerables hombres y mujeres en su búsqueda de Dios.